lunes, marzo 12, 2007

Vayamos resumiendo la temporada


Ya estamos a mediados de marzo y el color marrón es el predominante en todo el área de pistas por lo que, salvo para los que sean muy muy optimistas, la temporada se ha acabado. Ahora es hora de hacer resumen:
- Este ha sido para mí, el peor año de nieve desde que empecé a esquiar (allá por el año 96, no llevo toda la vida), los "viejos del lugar" cuentan que ha habido temporadas peores pero yo no recuerdo haberlas vivido. Días esquiables ha habido unos 20 en diciembre (y en condiciones simplemente aceptables), y más o menos un mes y medio después de la nevada de la cuarta semana de enero, y de eso mes y medio, las dos últimas semanas con una calidad bastante deficiente de nieve.
- Las novedades de este año: me ha gustado el Ski-Data pero la falta de nieve ha dejado claro que la prioridad debería ser la producción de nieve artificial, así que esperemos que se apliquen para temporadas sucesivas. Ya ha pasado más de un año desde que se pusieron los primeros cañones, con lo que se habrán hecho todas las mediciones pertinentes así que el estudio de impacto medioambiental ya debería estar presentado; si por desgracia no se va a poder poner en marcha la innivación por cuestiones medioambientales cuanto antes se sepa mejor, para buscar posibles alternativas o al menos, centrarse en otras mejoras.
- La estación creo que "ha cumplido" en las circunstancias que le ha tocado trabajar. Evidentemente ha habido errores pero, el hecho de que personal y maquinaria hayan funcionado a tirones por la escasez de nieve, creo que justifica (al menos a mi que no he estado metido en ninguno de los problemas), esos errores de puesta a punto. Las quejas más generalizadas han venido por la masificación de los fines de semana en que ha habido buena nieve, pero aquí, aunque haya que seguir trabajando en ello, no creo que se pueda pedir a la estación que se prepare para funcionar a ese ritmo todos los días, sino que tenga un plan de contingencia para estas avalanchas de gente, es decir, tratarlo como casos puntuales con el ahorro de costes y el empeoramiento del servicio que esto conlleva.
- Sí quiero poner una nota negativa a la Guardia Civil de Tráfico, o a quien corresponda el control de las carreteras de acceso, los tapones de coches no deberían producirse en Brañavieja, hace falta más previsión y más información. Deberían instalarse dispositivos de conteo de vehículos que proporcionsen información en tiempo real a los agentes. Los paneles informativos de las autovías deberían funcionar desde el primer momento y sería conveniente colocar otro una vez pasado Reinosa ¿qué tal antes de Espinilla por si alguien quiere darse la vuelta en la rotonda?.
Bueno, ahora es el momento de que digáis qué opináis vosotros, espero vuestras opiniones.

Tags: ,

1 comentario:

  1. Anónimo10:22 p. m.

    YO solo e podido esquiar 1 dia en Brañavieja,y solo medio dia.Me e comprao un traje nuevo y no se para qeu ,por qeu solo lo e usado 3 horas. Deprimente.

    ResponderEliminar